jueves, 25 de diciembre de 2008

Pequeño largo viaje


Llegó corriendo justo a tiempo. Su micro partía a las dos de la mañana. El llegó a las dos menos cinco. Agitado entregó su pasaje al chofer que estaba vestido de blanco. Este lo miró sonriendo, corto su boleto y le dijo: Suba por favor ya casi partimos. Pero antes de subir al micro, el pudo ver el cartel que indicaba el destino que en vez de decir ¨Mar de Ajo¨ estaba en blanco. Miró al chofer y le dijo: Disculpeme, pero creo que hay una equivocación. El cartel esta en blanco y yo voy a Mar de ajo. No creo, contesto el chofer, este es su micro y estos serán sus pasajeros. Lo estábamos esperando, por favor, suba.
El subió sin decir una palabra y el micro se perdió en la eternidad.

Pablo Latorre 25-12-2008