No hay ninguna entrada. Mostrar todas las entradas
No hay ninguna entrada. Mostrar todas las entradas

Malas noticias

Corrí desesperadamente hacia el teléfono y atendí como si nada me importara. De un hola, que tal, feliz, distendido en apariencia, hasta u...